Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Injusta e incongruente actitud civil en México

Imagen
E ste es un asunto personal . Es lo que yo, un ciudadano mexicano concreto, siento cada vez que en forma rebuscada se critica destructivamente la decisión que tomó Calderón de combatir abiertamente a los criminales relacionados con las mafias de las drogas, secuestros, asesinatos masivos, extorsión, chantaje, corrupción de jueces y generadores de niños, jóvenes y adultos idiotizados por el consumo de drogas. Es obvio, evidente, indiscutible, que las “críticas” son netamente politiquería de la más sucia y deshonesta de que es capaz el “contrincante” de partido. El ejército ha tenido que ser llamado a combatir a los que los demás cuerpos de policía se han negado a enfrentar ya sea por falta de armas o por corrupción. ¿Qué otra salida había? Quizás ya haya otra pronto. En 2007 era el camino obligado . El argumento, con el nombre de “guerra fallida”, busca destruir diariamente la imagen de una decisión totalmente a favor de la nación mexicana, que se toma con estricto apego a la ley .

Peligrosa "vacuna informativa" contra el mexicano

La era anterior a Vicente Fox y Felipe Calderón no fue, en cuestiones informativas, lo que es hoy. Hoy, con respecto a la información que circula —la que le llega a la mente de cada mexicano— estamos viviendo un verdadero "libertinaje informativo". En el pasado se vivió una simulación informativa. El resultado es esa peligrosa vacuna informativa que hoy parece haber sido inoculada en la mente del mexicano. Prensa, radio y TV fueron, en la era anterior a Fox y Calderón, totalmente controladas. No parcial o "más o menos" sino totalmente controladas. Eso que hoy llamamos libertad de expresión —un derecho fundamental de todo ser humano— sencillamente no existía . Cada tipo de medio masivo tenía su propia forma de control. Los medios impresos siempre han requerido papel. En el sistema priista anterior a Fox y Calderón existía una empresa de tipo definido como paraestatal llamada PIPSA cuya única razón de existir era controlar en forma férrea la distribución del pape

Elecciones 100% electrónicas y totalmente justas

En nuestro sitio, Artículo 7 , estamos ahora recibiendo votos libres para "medir" en forma estimada, sin todos los requisitos estrictos, quién sería el candidato más aceptado por ciudadanos —lectores de A7, que visitan regularmente nuestra página— para representar al partido Acción Nacional en la próxima contienda para renovar autoridades del gobierno de la cuidad de Mérida. Al hacer esta "encuesta light", nos damos cuenta de que, a pesar de los problemas que habría que resolver técnicos, es algo totalmente factible y debería ya implantarse en vez del engorroso y costoso proceso electoral que se monta en cualquier elección "moderna". Computadoras, hoy, las hay por todos lados. Hasta el ciudadano más alejado de un centro urbano, tiene acceso, una o dos veces por semana, a un lugar en el cual podría hacer uso de su facultad de votar electrónicamente —contando ya, desde luego, con su credencial de elector. Debo decirles a mis 3 lectores que, por mi parte, yo

Artículo 7: 3 años, 36 meses, 157 números

El 7 de junio de 2011 hemos cumplido 3 años de circular cada semana: 157 en total. Ha sido todo completamente diferente a como lo podríamos haber visualizado al lanzarnos. Entre nosotros había —y hay hoy, aún— la convicción de que si dices algo con claridad , transparencia y sustento, el lector comprenderá y modificará su visión de los hechos. Estábamos convencidos —aún lo estamos hoy— de que lo que haríamos serviría un doble propósito de servicio: 1) información clara, transparente y con sustento —para ayudar al lector a que en sus obligaciones de ciudadano actúe en consonancia con lo que más nos convenga como sociedad— y, 2) divulgación publicitaria de ofertas empresariales. Lo primero —la información de calidad— la hemos podido generar: allá tú, lector(a) eres nuestro termómetro. Nuestro volumen de impresión depende de lo segundo y el éxito de quienes usan nuestro impreso como vehículo para la divulgación de sus productos o servicios depende de la capacidad de nuestra impresión y