Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

La Gran Duda malignamente sembrada en el mexicano

Comenzamos a notar lo que pasaría desde el 1 de diciembre de 2000, cuando Fox tomó posesión. A los 3 años, en las intermedias federales de 2003, ya la labor y la confusión habían hecho "su trabajo" en nuestro país. En Yucatán, las intermedias de 2004 fueron una clara demostración del valor de la información simplemente apegada a lo real. Cuando escribo estas líneas, lo hago con plena seguridad de que los datos almacenados sustentan como pilares bien cimentados mis afirmaciones. Pero hoy ni siquiera es necesario irnos al pasado reciente para sustentar nuestras visiones y posturas. Allí tenemos al que antes no habló, porque no supo que estaba obligado a hacerlo, hablando hoy como siempre lo debió haber hecho. Le falta mucho por desenterrar; apenas está comenzando. Por desgracia la magnitud del problema de la desinformación es, hoy, muy difícil de revertir. Los medios permiten, vía Internet, comentarios de los lectores acerca de notas que describen sucesos. Y estos comentarios s

La realidad es UNA. Es tu responsabilidad captarla.

Es muy difícil aceptar la imagen que se formó la ciudadanía sobre el desempeño del gobierno estatal 2001-2007. ¿Por qué ese grado de rechazo cuando todos los indicadores en cifras reportaron un gobierno eficiente, buen administrador además de respetuoso de todas las leyes? Yucatán perdió oportunidades entre 2007 y hoy. El grupo que ocupa el poder parece no tener interés en ser eficiente en el uso de los recursos; ha recurrido a documentación fiscal de empresas que al parecer, solo existen como registros pasivos para justificar algunas erogaciones que juntas suman varias decenas de millones de pesos. Si se comparara el desempeño 2001-07 con 2007-2011 veríamos que un ciudadano informado jamás  consideraría, ni remotamente, emitir un voto para colocar autoridades del tipo que quedaría mal en esa comparación. ¿Qué proporción de la ciudadanía está realmente informada del resultado que nos arrojaría esa comparación? En pláticas aisladas con personas de diferentes puntos del estado de Yuca

¿Está sobrevaluada la vida?

Todos los días nos llegan noticias de personas que deciden terminar sus vidas. Siempre lo hacen en formas que para los que aún estamos aquí, en esta forma de existencia, parecen violentas. A muchas de estas personas las hemos conocido. En alguna ocasión platicamos ampliamente con ellas. Nos dieron sus opiniones sobre diversos temas. Probablemente nunca nos imaginamos que algún día decidirían terminar sus vidas ellos mismos. Un día nos informamos que así lo han hecho: se han suicidado. Es obvio que para estas personas el evento de vivir deja de serles atractivo por razones muy variadas. Acuden al suicidio a escondidas. De no hacerlo así, serían detenidas en sus intenciones por personas que en alguna forma no quisieran verlas muertas. Y, sin embargo, estas personas vuelven a intentarlo una y otra vez. Eventualmente tienen "éxito" en su cometido: logran terminar con sus vidas. "La muerte es definitiva" , me dijo alguna vez persona cercana. Y es correcta la apreciación:

Is Life Overrated?

Have you ever heard that statement? It's a very valid question, I would say. Does life give us mostly good moments or are good moments the exceptions during our lifetime? Other than writing down in two-column books good and bad moments every single time we feel we are having one of either kind, how can we measure reality in order to state something true rather than a lie? Of course, we need to accept the fact that different individuals will tend to qualify different moments differently. For some persons the same exact happenings that will be qualified negatively by others, will be qualified positively by them. Yes, we need to obtain statistics on these subjects. If you make a search with the terms you will find plenty of individual and group cases dealing with the fact that "Life is overrated". However, it isn't only life that is overrated, but a number of other things that some consider "great" and finally end up deserving no more than the qualification of

La muerte de Osama Bin Laden

La búsqueda empezó en 2001. Estamos hablando de casi 10 años durante los cuales Osama Bin Laden pudo vivir después de haber orquestado y ejecutado, con éxito, el ataque terrorista más efectivo en la historia de la humanidad. Usó 4 aviones de pasajeros, cargados de combustible para vuelos largos, como bombas con todo y los humanos que iban dentro. Fueron bombas dirigidas a objetivos muy concretos, uno de los cuales falló. También se habla de un quinto avión que no llegó a despegar. Habrían sido 5 objetivos. ¿Cuál habría sido el cuarto? Muy probablemente el capitolio de los Estados Unidos y el quinto, es casi seguro, el edificio del congreso o el senado. Con eso el mensaje habría estado perfectamente claro: fuerzas económicas, fuerzas militares, gobierno y legislación. ¿Por qué Japón o Alemania no actuaron así cuando perdieron las guerras en las que participaron por las razones prácticamente idénticas a las guerras que los musulmanes radicales se están comprometiendo? Algunas personas di

La retórica de Sicilia solo confunde. Combatamos la confusión.

Tratando de ser ecuánime, calmado: las muertes —esos 36000— no cayeron bajo las balas del Ejército o la Armada. ¡No nos hagamos bolas! Cayeron muertos por las balas o los cuchillos o machetes de un bando de criminales contra otro bando. Cuando El Ejército o La Armada llegan, los bandos huyen como cucarachas. Algunas veces se quedan, porque están acorralados. Se les dice que se rindan. Obvio: no lo hacen. Los "malos" continúan echando balas. Y digo "los malos" porque, de no serlo, sacarían sus pañuelos blancos y pedirían que se les lean sus derechos y que se les lleve presos. Pero no es eso lo que sucede la generalidad de las veces. Se enfrentan al Ejército y a la Armada. Lo hacen porque ya no tienen nada qué perder, a no ser la vida. Y, al parecer, ese elemento, la vida, no es de gran valor para ellos. Entonces se entregan, pero muriendo. El número de muertos o heridos que se ha producido cuando las fuerzas armadas nacionales, las "legales", están prese

La tragedia de 100 siglos (Parte 1 de N)

Hace 100 siglos que nuestra especie comenzó a vivir haciendo agricultura y domesticación de animales —que hoy se llaman de patio, de corral, domésticos y cosas similares. Hace 100 siglos que comenzó un proceso de transformación cultural de la sexualidad de nuestra especie que no tendría posibilidad de darse en ninguna otra especie en el reino animal. Pero, esperen: ¡sí se da esa transformación sexual en otras especies ! ¿Ya adivinaste en cuáles? ¡En las abejas y en las hormigas! Claro que sí: en esas especies, en forma genética determinada e inamovible la función sexual queda impresa en los genes. Las hormigas y las abejas tienen individuos que nacen con la función sexual que tendrán. Si no la necesitan, no la tienen. Nadie tiene que reprimir a las hormigas o a las abejas para que no se toqueteen, para que no coqueteen entre sí y cosas similares —que sí estamos vigilando todo el tiempo entre los seres humanos. El tipo de mamífero o de especie que quisiéramos que el ser humano fuera

Urge contribuir a la productividad de México: el SAT ha hecho su parte

Contribuyamos todos a la productividad de México La falta de cooperación para que las cosas en nuestro país sean más productivas debe verse en forma obligada analizando las actidudes del gremio de contadores públicos, privados o de ejecutivos administradores de empresas que en forma por demás arbitraria y sin razón alguna están obligando a que las facturas producidas en la forma electrónica autorizada por el SAT, les sean llevadas en forma física, impresa, para que puedan considerarse para el pago. Se trata de una actitud que el propio SAT debería tomar en cuenta y sancionar en alguna forma. Es una actitud que contraviene todo el esfuerzo hecho por el gobierno federal a través del mismo SAT para generar una actitud de mayor productividad en todos los ámbitos generadores de empleo y producción de la nación mexicana. La actitud de empresas o instituciones, del nivel económico que sea, consistente en obligar a sus proveedores de servicios o productos a hacer entregas físicas de las fac